Los conciertos pilotos son el primer paso

Los conciertos pilotos son el primer paso

04 MAY 2021 | 2 MIN
Liverpool y Barcelona en la boca de muchos por las pruebas piloto de ocio nocturno




Primero Barcelona


El 27 de marzo tuvo lugar el comentadísimo y popular concierto de Love of Lebian en el Palau Sant Jordi de Barcelona. En el evento musical en vivo asistieron 5.000 espectadores. Todos los asistentes debían someterse a una prueba de antígenos y utilizar la mascarilla en todo momento. Con estas condiciones podrían disfrutar de un concierto como los de antes. Aquellos que te rozas con todo el mundo y que puedes bailar hasta que te duelan los pies. 


Un mes después del concierto en el que se ha llevado un exhaustivo estudio y seguimiento a las 4.596 personas que dieron el consentimiento; el resultado ha sido totalmente positivo. Tras este prueba piloto se ha demostrado que el concierto en vivo de la banda de rock "no fue un evento de súper transmisión". Solamente se han diagnosticado seis personas positivas, cuatro de las cuales no se contagiaron en el evento. Además, según los investigadores, la incidencia acumulada entre los asistentes al espectáculo en los 14 días posteriores al acontecimiento "no sugiere ningún impacto en la transmisión de la Covid19 durante el concierto". 


Los organizadores de Festivals per la Cultura Segura han calificado de "éxito" la prueba piloto y han dicho que "empieza a haber luz al final del túnel", según el director del Festival Cruïlla, Jordi Herreruela.


Ahora Liverpool


Tras este acontecimiento, no hemos tardado en escuchar otro intentos de pruebas pilotos. El siguiente paso lo ha tomado Liverpool, donde se ha celebrado un evento bautizado como "The First Dance" sin distancia social y ¡atención! sin mascarillas. Todo se trata de un estudio por parte del Gobierno para ver si es viable volver a los eventos de música en vivo y de ocio nocturno al que estábamos acostumbrados. 


Unas semanas atrás estaban en busca de jóvenes que quisieran formar parte de este estudio. Aproximadamente 3.000 personas pudieron vivir dos jornadas de música y baile en la discoteca Circus de Liverpool de 14 a 23 horas. El único requerimiento era presentar una prueba antigénica negativa de coronavirus. Sin lugar a dudas se agotaron todas las entradas, que eran nominativas e intransferibles. El gobierno de Inglaterra explicó en su página web que "se pedirá a los asistentes que realicen una prueba PCR antes y después del evento para contribuir a la investigación y garantizar que cualquier transmisión del virus se controle adecuadamente". 


Estas dos noches se sumarán a una docena de pruebas piloto para medir y estudiar los riesgos de transmisión de la Covid19 y de esta forma plantear la reapertura de los grandes eventos. En las siguientes semanas podremos ver los resultados de este experimento y las instituciones podrán así crear protocolos específicos para poder reactivar esta parte del ocio con las medidas de seguridad pertinentes.

¿Quieres crear un proyecto único?

Comentarios